Elegir una gafa de sol

Las gafas de sol, aunque no sean graduadas DEBEN SER SIEMPRE COMPRADAS EN OPTICAS, pues comprar una gafa de sol es una decisión que conlleva importantes connotaciones.
Así, no es lo mismo adquirir una gafa de sol que va a ser empleada en una ambiente de alta montaña con nieve, para esquiar, que comprarla por la molestia de la conducción, o simplemente porque vamos a ir a la playa.
Las gafas de sol deben ser por un lado adaptadas en su montura a nuestras necesidades, pues no todas se adaptan por igual a las distintas personas, lo cual es más evidente cuando hablamos de niños o de adultos.
Por otro lado el cristal debe reunir las condiciones y requisitos establecidos para este tipo de gafas por la normativa de la comunidad europea debe llevar el registro CE (Directiva 89/106/CEE, que indican que son aptos para el uso a que se destinan), pero cuidado a este respecto, pues hay registros muy parecidos que ponen CE y lo que indican son la marcha “China Export”, que únicamente indican que se fabricó en China.
Además no todos los filtros nos iguales, pues existen una gradación que indica para lo que son más idóneos dichos cristales, así:

FILTRO 0: Absorción al UV hasta 20%, indicadas para cielos nubosos y para interiores, son las lentes más claras.
FILTRO SOLAR 1: Absorción de un 20% a un 60%, son más oscuras que las anteriores. Recomendadas para una luminosidad solar suave.
FILTRO SOLAR 2: Absorción aproximada de un 60% a un 80%, son ligeramente más oscuras que las de protección 1. Se recomiendan para una luminosidad media-alta.
FILTRO SOLAR 3: Absorción de un 80% a un 90% del UV, son lentes oscuras. Recomendadas cuando la luminosidad es fuerte, por ejemplo deportes náuticos.
FILTRO SOLAR 4: absorción del 90% a un 97%. Indicadas para cuando hay luminosidad extrema, por ejemplo, para la alta montaña, la práctica de deportes con nieve.

Incumplir estos consejos puede conllevar serios riesgos para la salud de nuestros ojos, pues podemos pensar que llevamos una gafa de sol adecuada y por el contrario no sea lo suficiente para las condiciones en las que la estamos empleando, o por el contrario usar para conducir unas gafas con

Por todo ello, es recomendable que las gafas de sol sean compradas con el consejo y las garantías de quién realmente sepa lo que está vendiendo y nadie mejor que el optometrista para darnos los mejores consejos.
No todas las gafas son aptas para todas las personas ni para todas las circunstancias.

About the author

Leave a Reply